El domingo 28 de mayo es el Día Mundial de la Higiene Menstrual.  Justamente lo celebro con mi menstruación y participando en el Festival de Mujeres en Movimiento cerca de Alcoy.

Día mundial de la higiene menstrual: nutriendo la Tierra para celebrar.

Os invito a probar la siembra de luna, simplemente es entregar nuestra sangre de vida a la tierra. Puede ser en una maceta, y sentiréis la diferencia. dia-mundial-higiene-menstrualTambién utilizando la copa menstrual, que es la sustituta de los tampones. Natural y sana para nuestro cuerpo y el planeta (QUE ES LO MISMO). También usando compresas de tela, o desechables. Cuando las retiramos las ponemos en un recipiente, a remojo en agua fría, y toda la sangre pasa al agua. Otra opción: las esponjas marinas especiales para menstruación. Son fáciles de usar. Además, es un abono maravilloso para las plantas. De hecho, las plantas de Vitex Agnus Castus que tenemos en casa las abono con mi luna y agradezco participar en la aventura de Ginevitex.

De la vagina, a la Tierra: otro modo de celebrar el Día Mundial.

Y, lo más moderno y antiguo, que es directamente de la vagina a la tierra.

Consiste simplemente en no usar nada. Notamos cuando va a bajar un chorrito desde el cuello del ítero o cérvix, que está más dilatado estos días. En ese momento, contraemos la entrada de la vagina hasta llegar al lugar deseado para entregar nuestra agua de vida. Dejamos salir y listo. Supongo que puedes limpiar la vulva y seguir con lo que estabas haciendo. Yo todavía no lo he hecho, y me hace mucha ilusión, la verdad. Otro modo de celebrar el Día Mundial de la Higiene Menstrual.

El flujo de sangrado no es constante, tiene su ritmo. Llevar falda facilita, tanto la entrega de la sangre, como la conexión con la tierra. Esos días nuestro útero o matriz también se posiciona más vertical para facilitar la bajada del endometrio, que es nuestro nido de amor.

Salvajes y auténticas.

Por eso también nos sentimos abiertas energéticamente, vulnerables y con acceso directo a la verdad. Somos más salvajes y auténticas. Estamos en un estado SAGRADO.

Poco a poco, hay mucho que experimentar, aprender y gozar. La salud de ver nuestro cuerpo nutriendo y ser nutrido por la tierra y no ver nuestra esencia de luna en un cubo de basura.

Ya es hora de amarnos.

Ana Vítex

 

Ana Vítex

Creadora de Ginevítex. Tejedora de la Red de Mujeres de la Marina Alta. Fundadora de la Casa Madre de Orba. Impulsora de la Tienda Roja Marina. Diplomada en Trabajo Social y con Postgrado en Medicina Naturista en la Universidad de Zaragoza. Formación y experiencia como doula y partera, madre de 3 hijos paridos en casa.
ana@ginevitex.com | 639 62 10 64