Mi propuesta es pasar de la Ginecología (el estudio de la Mujer), a la “Ginecompañía” (la sanación de acompañarnos unas mujeres a otras). Las mujeres, solo por el hecho de juntarnos, empezamos a segregar hormonas de bienestar y antiestrés como oxitocina, endorfinas etc.

La Ginecología: Una medicina que no nos comprende

“Gine” significa MUJER en griego, aunque lo relacionamos con la ginecología y en general resulta malsonante.

La Ginecología tiene una mirada externa, parcial y patriarcal de la sintomatología de la salud sexual femenina. Es una “medicina” basada en síntomas y análisis químicos. No siento que la ginecología nos escuche, nos cuide y acompañe como mujeres. No siento que nos comprenda, respete y ayude a sanar….

Demasiadas hormonas químicas, antinflamatorios y antidepresivos. Demasiadas revisiones frías y dolorosas, maltrato obstétrico, represión de la lactancia y la sexualidad femenina. Demasiada cosificación del cuerpo de la mujer, medicalización de procesos naturales y sagrados y… un largo etc.

La Salud para mí es un estado global de bienestar, creatividad y autenticidad. La Salud del planeta y la de nuestros cuerpos es una sola. La Ginecología Natural empieza por el “autoCOÑOcimiento”.

Ginecompañía y sororidad

Siento profundamente la GINECOMPAÑÍA, el hecho de estar conectadas con nuestros cuerpos y con otras mujeres en sororidad,  mediante Círculos y Redes de Apoyo, es suficiente para aflorar una gran y verdadera Medicina para nosotras, la PAZ con los hombres que nos rodean y nuestro entorno.

He reconocido estas carencias en mi propia infancia y en mí como madre en etapa de crianza. Aunque mis partos fueron en casa y a mi manera, con mi pareja, la nostalgia siempre me acompañaba. Me sentía sola en el fondo, me faltaba el apoyo de la Red de Mujeres Sabias, consciente y acogedora.

Entiendo que lo que ha sido bueno para mí, el Vitex, los grupos de crianza, los círculos, etc puede ser bueno para las demás.

Por ello, promuevo Encuentros y Círculos de Mujeres. Así, recordamos juntas que las mujeres somos capaces de cualquier cosa si confiamos en nosotras y en las demás. Formamos parte del tejido que sostiene la Vida y así lo celebramos.

En los CÍRCULOS DE MUJERES cocreamos un espacio sagrado para reencontrarnos con nosotras mismas y nuestras hermanas. Una matriz para renacer infinitamente con cada ciclo, fuera del tiempo y el espacio.

Compartimos sorpresas, deseos, sincronías, descubrimientos, experiencias, retos, risas, llantos y cantos sanadores de nuestra esencia femenina. Nos relajamos por fin y dejamos de sentirnos extrañas y solas…

Un abrazo en espiral

Ana

 

Ana Vítex

Creadora de Ginevítex. Tejedora de la Red de Mujeres de la Marina Alta. Fundadora de la Casa Madre de Orba. Impulsora de la Tienda Roja Marina. Diplomada en Trabajo Social y con Postgrado en Medicina Naturista en la Universidad de Zaragoza. Formación y experiencia como doula y partera, madre de 3 hijos paridos en casa.
ana@ginevitex.com | 639 62 10 64