Isabel Echevaria

Tengo 36 años y descubrí Ginevitex a través de internet, buscando información sobre la desregulación hormonal y el hiperestrogenismo (exceso de estrógenos). Fue un gran hallazgo.

Tras probarlo unas 3 semanas comencé mi fase premenstrual y ya noté cambios. No sentí hinchazón, ni dolor en las mamas. En la fase menstrual noté menos pérdida de energía. En las siguientes menstruaciones se mantuvo, junto con un dolor más tolerable, aunque aún necesito tomar ibuprofeno. El sangrado es menos abundante y se han reducido los días menstruales. Comencé con la dosis recomendada en la web, repartidas en 3 tomas de 15 gotas, aumentando durante la menstruación a otras 15 gotas cuando he tenido dolor de cabeza o cuando aumentaba el dolor de los cólicos.

Tras 3 frascos, se me acabó. Fueron pasando los días hasta que lo pedí y, prácticamente durante un mes, no lo tomé. En la siguiente fase premenstrual… volvió la hinchazón, el dolor, el cansancio y cierta amplificación emocional… aunque se mantuvo el sangrado menos abundante y la reducción de los días. Sin dudar, he vuelto a tomarlo. ¡Os lo recomiendo!

Por ahora, les he ido pasando información a mujeres cercanas. Mi madre ya se ha unido al club, este último pedido era compartido… ya os contaré.

Le he dado la información a una amiga que es terapeuta holística y trabaja con mujeres que lo recomendará  a otras mujeres… 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.