Isabel Echevaria

Tengo 36 años y descubrí Ginevitex a través de internet, buscando información sobre la desregulación hormonal y el hiperestrogenismo (exceso de estrógenos). Fue un gran hallazgo.

Tras probarlo unas 3 semanas comencé mi fase premenstrual y ya noté cambios. No sentí hinchazón, ni dolor en las mamas. En la fase menstrual noté menos pérdida de energía. En las siguientes menstruaciones se mantuvo, junto con un dolor más tolerable, aunque aún necesito tomar ibuprofeno. El sangrado es menos abundante y se han reducido los días menstruales. Comencé con la dosis recomendada en la web, repartidas en 3 tomas de 15 gotas, aumentando durante la menstruación a otras 15 gotas cuando he tenido dolor de cabeza o cuando aumentaba el dolor de los cólicos.

Tras 3 frascos, se me acabó. Fueron pasando los días hasta que lo pedí y, prácticamente durante un mes, no lo tomé. En la siguiente fase premenstrual… volvió la hinchazón, el dolor, el cansancio y cierta amplificación emocional… aunque se mantuvo el sangrado menos abundante y la reducción de los días. Sin dudar, he vuelto a tomarlo. ¡Os lo recomiendo!

Por ahora, les he ido pasando información a mujeres cercanas. Mi madre ya se ha unido al club, este último pedido era compartido… ya os contaré.

Le he dado la información a una amiga que es terapeuta holística y trabaja con mujeres que lo recomendará  a otras mujeres… 

Noelia Molinero

Tengo 40 años. Tenía de adolescente reglas irregulares, pero no dolorosas. Sobre los 25 empezaron a serlo.

Durante años he probado de todo: infusiones de diferentes plantas medicinales, aceite de onagra, magnesio, masajes, calor en la zona… Además, me atiborraba de ibuprofeno, saldevas, naproxeno y demás antiinflamatorios. Pero nada. Ahí seguía mi sensibilidad mamaria, cólicos menstruales, contracciones uterinas y demás…

Con los antiinflamatorios es con lo único q puedo funcionar. Eso sí, tomándolos antes de que empiece el dolor para q sean efectivos del todo. Mi médico no me hizo mucho caso durante años. Al final, conseguí q me hiciera una ecografía donde se descartó endometriosis. Conclusión del médico: estoy sana. Simplemente mis reglas son así.

En mi incansable lucha de encontrar algo natural que por lo menos me haga reducir el número de antiinflamatorios, conocí Ginevitex. Fue por medio de una amiga que vive en Barcelona y se dedica a diafreo. Decidí tomarlo y, evidentemente, con la dosis más alta. 3 veces al día 20gotas. He tomado 3 o 4 botes. La sensibilidad y dolor de mamas se me quito casi x completo. Los dolores, mis tremendos dolores no del todo ¿Pero mejoraron? Sí, bastante.

Luego decidí hacer un descanso. Ahora llevo casi dos meses que no lo tomo y la verdad es q estoy otra vez bastante peor. Las mamas me duelen horrores. En cuanto pueda volveré a tomarlo y ya sin descanso. A nivel mental también mejoré. Estaba menos irritable.

¡Gracias!

Yasmín

Ginevitex. Es lo mejor que he probado después de muchos años investigando y probando de todo. Tanto natural como químico.

Sufría dolores horribles de menstruación. Después de dos meses de tomar esta maravillosa planta puedo decir que ¡Por fin encontré algo que me hace sentirme libre y sin dolor! Incluso puedo caminar y salir. Antes me tiraba 1 ó 2 días en cama, sin apenas poder caminar. Estoy muy agradecida por cruzarme en mi camino con estas gotas y con Ana. Enseguida me aconsejó y me dio consejos de cómo sentirme mejor. Necesitaba contaros lo maravillosas que son.

La menstruación tenemos que disfrutarla y no sufrirla. Os animo a todas las que tenéis algún desorden menstrual a probarlas. Tomo todos los días 20 gotitas en ayunas. Los días de menstruación tomo 20 en ayunas, 10 a medio día y otras 10 por la noche. El primer mes noté algún cambio, pero 2 meses consecutivos es increíble. Es que no parece ni que la tenga. GRACIAS GRACIAS GRACIAS

Yasmina

Llevo desde mi primera menstruación a los 10 años con problemas. Tenía tanto dolor que no podía asistir a clase uno o dos días, probé todo tipo de pastillas, incluso alguna vez tenía que acudir al médico y me pinchaba para poder estar erguida, con los años y al empezar en el mundo laboral se me hizo horrible ir al trabajo y tampoco podía estar faltando todos los meses uno o dos días (ya que estos temas no los entienden y creen que no son como para faltar a trabajar), así que tomaba medicamentos tan fuertes que no rendía y el dolor no desaparecía del todo.

Así, he estado hasta los 32 años que tengo, que se dice pronto… pero te acabas acostumbrando. Siempre supe que daría con algo que me quitase el dolor porque no era normal. Hace cinco meses, hablando de este tema con una amiga, me recomendó Ginevitex. Nunca había oído hablar de esta planta tan maravillosa y que tantos beneficios tiene en la mujer. Comencé en septiembre de 2017 y el primer mes noté alivio, menos dolor en los senos y nada de ansiedad. Esto me ánimo a seguir, ya que, al ser una planta, sé que debía ser constante. Después de 4 meses, es increíble que… ¡Por fin! Síííí, muy emocionada, te puedo decir, que hago vida normal. Vivo mi menstruación hasta con alegría porque me siento estupenda en esos días. Ya no noto esa presión en mi útero y he dejado hace dos meses de tomar ningún tipo de analgésico.

Se lo recomiendo a toda mujer con problemas hormonales, porque es espectacular mi caso y estoy muy agradecida y muy contenta de tu trabajo. Gracias de corazón ❤

Begoña Cisteros

Me llamo Begoña. Simplemente quería transmitiros mis buenas sensaciones al descubriros hoy y pasearme por vuestra página web, tras haber comprado Ginevitex en un herbolario de Valencia.

Tanto el diseño de la web, como la presentación del producto, me han encantado, pues nunca había visto tanto amor y buen gusto en un proyecto tan bonito como el vuestro. Me ha llamado poderosamente la atención el folleto informativo que acompaña a Ginevitex: claro, lindo y con ese toque artesanal que jamás había visto antes en un suplemento natural. ¿Y lo mejor? ¡Su precio!

Hoy fui a un chequeo con el ginecólogo en la clínica Acuario. Tras comentarle mis desajustes menstruales (menstruaciones irregulares y ciclos largos, salvo excepciones) y una molestia en la zona pélvica en los últimos días, me recomendó tomar Vitex Agnus Castus. Debido a mis conocimientos en fitoterapia y salud natural -soy naturópata- ya conocía su existencia, pero nunca antes la había tomado (sí otros suplementos de onagra y dong quai). A pesar de que conozco bien este mercado, algo en mí ha hecho que, intuitivamente, le pidiera consejo a mi ginecólogo sobre una marca concreta que comercializara la planta. Así que os he conocido gracias a su recomendación; me habló muy bien de Ana.

Por el momento no puedo daros un feedback de mis sensaciones y/o mejorías al respecto, pues acabo de adquirir el producto. Llevo sometida a un estrés elevado desde hace meses, por diversas circunstancias, y estoy convencida de que tengo un importante desajuste hormonal, probablemente un exceso de estrógenos. Voy a probarlo unos meses, empezando con una dosis alta, y volveré a escribiros más adelante.

Muchas gracias por vuestra labor y por tener una sensibilidad tan especial. Eso os hace diferentes. A mí, me habéis conquistado solamente con la manera de expresar lo que hacéis, cómo lo hacéis y por qué lo hacéis. Creo firmemente que las casualidades no existen así que estoy convencida de que todo es por algo y que, muy probablemente, Ginevitex era lo que estaba necesitando en estos momentos…