Envío GRATIS (península) a partir de 45€

mujer mirando infinito

¿QUÉ ES LA ENDOMETRIOSIS?


Seguro que alguna vez has escuchado a alguien explicar qué es la endometriosis, pero es posible que no te haya quedado claro. Si es así no te preocupes porque no eres la única.


Aunque cada vez hay más información sobre el dolor menstrual, todavía queda mucho trabajo por delante para conocer mejor el funcionamiento de nuestros cuerpos y de este tipo de enfermedades.

Por ejemplo, ¿sabías que cuando se desconoce el motivo del dolor menstrual, este se llama dismenorrea primaria, mientras que cuando tiene una causa que lo explique, se llama dismenorrea secundaria?

En el caso de la endometriosis, el dolor menstrual que provoca seria dismenorrea secundaria, ya que es la enfermedad la que lo provoca.

Pero bueno, vayamos paso a paso y empecemos por el principio.

¿En realidad, qué es la endometriosis?

La endometriosis, por definición, es la enfermedad en la que el tejido similar al revestimiento del útero, el endometrio, crece fuera de este.

Es decir, la capa que recubre el útero por dentro y que expulsamos durante la menstruación, crece en otros lugares, como por debajo de los ovarios, en las trompas uterinas, detrás del útero e, incluso, en el intestino o la vejiga.

Si este tejido crece en el miometrio, la pared muscular del útero, recibe el nombre de adenomiosis.


La regla no debe doler

Durante la menstruación, cuando expulsamos el endometrio y la sangre menstrual, deberíamos sentir alivio, como ocurre cuando orinamos o defecamos.

Nuestro dolor está normalizado y la cultura nos asigna un papel de sufridoras que nos acaba estigmatizando como quejicas o débiles.

Si la menstruación duele, hay que buscar la causa de ese dolor para llegar a un buen diagnóstico. Si quieres más información sobre el dolor de regla sin motivo, la dismenorrea primaria, puedes encontrarla en nuestro artículo sobre el dolor menstrual, sus causas y cómo tratarlo.


Desequilibrio hormonal

En la endometriosis, como en muchas otras patologías, existe un desequilibrio hormonal de base. Seguro que te suena: exceso de estrógenos y falta de progesterona.

Este desajuste provoca varios síntomas en nuestro cuerpo que, aunque sean muy molestos, nos pueden estar avisando de que alguna cosa no funciona bien en nuestro sistema hormonal. Algunas de las señales características de desequilibrio hormonal pueden ser:

  • Tener ciclos menstruales cortos (<27 días)
  • Menstruaciones con abundante sangrado (>80 cm³)
  • Menstruaciones de 7 días o más
  • Ciclos irregulares
  • Sangrado entre periodos
  • Acné
  • Migrañas
  • Dolor de mamas

Características de la endometriosis

Aunque todavía falta mucha investigación científica sobre la endometriosis, existen ya algunos datos que van poniendo cierta luz en esta enfermedad, ¿los conoces?

Factores asociados

Aunque no está demostrada científicamente la correlación de la endometriosis con estos factores, existe una asociación por estadística. Estos serían:

  • Antecedentes familiares
  • Edad temprana de la primera regla (<11 años)
  • Ciclo menstrual corto (<28 días)
  • Sangrado menstrual abundante o que duran muchos días (menorragia)
  • No ser madre o tener el primer embarazo tardío
  • Intervenciones quirúrgicas que afecten al útero: raspados, cesáreas, etc.
  • Exposiciones continuadas a disruptores endocrinos
  • Afecciones que impidan la salida del flujo menstrual

Síntomas característicos

Hay ciertos síntomas que son característicos de la endometriosis y que deberían hacer saltar las alarmas en las consultas médicas y ginecológicas. Si te reconoces en alguno de ellos, consulta con tu especialista:

  • Dolor desde la primera menstruación
  • Suele doler tanto la ovulación como la menstruación.
  • Duelen todas las menstruaciones, dolor sistemático en todos los ciclos.
  • Dolor incapacitante que no permite hacer una vida normal.
  • Malestar gastrointestinal: hinchazón, ardor, gases, dolor abdominal, etc.
  • Dolor al orinar y/o al defecar.
  • Dolor durante el coito o después de él.
  • Problemas cognitivos.
  • Aumento de peso.
  • Fatiga.
  • Estrés por falta de diagnóstico e incomprensión.
  • Infertilidad

Endometriosis y fertilidad

La endometriosis es la mayor causa de infertilidad femenina que se conoce. Puedes leer más sobre fertilidad aquí.

Aproximadamente, entre el 30% y 50% de las pacientes con endometriosis presentan esterilidad o tienen algún problema para conseguir el embarazo natural, así que uno de los síntomas de la endometriosis puede ser la infertilidad.

Puede deberse a la destrucción del tejido ovárico tras las intervenciones quirúrgicas por endometriomas, pudiendo perder gran parte del tejido ovárico, o deberse a problemas en la implantación del óvulo fecundado si la enfermedad está muy avanzada. Algunas mujeres pueden tener obstrucción de las trompas, o presentar una reserva de ovocitos reducida, bien en cantidad, en calidad, por ausencia o por consecuencia de las cirugías de órganos reproductores.

Diagnóstico endometriosis

Ante la sospecha de endometriosis, es importante realizar distintas pruebas con el fin de obtener un buen diagnóstico. Son muchas las mujeres con síntomas característicos de esta enfermedad que pasan años visitando consultas médicas sin resultado.

Algunas de estas pruebas son muy específicas, como la laparoscopia. Esta prueba consiste en una cirugía con antesesia durante la cual se coloca internamente un tubo con luz para poder observar si existe tejido de endometriosis. Durante esa observación se pueden tomar muestras del tejido para su examen en un microscopio (confirmación histopatológica), resultando la combinación de pruebas más efectiva.

La endometriosis suele localizarse en el peritoneo pélvico, ovarios, tabique recto-vaginal, vejiga e intestino. Raramente se encuentran casos atípicos en los que se localiza en el diafragma, en la cavidad pleural, el pulmón, el riñón e incluso en el cerebro.

Un diagnóstico precoz de la enfermedad será sinónimo de tener calidad de vida porque la enfermedad avanza, y detectarla en un estado temprano evitará que evoluciona a un grado más alto, teniendo en cuenta que esto ocasionaría lesiones más graves en los órganos. Abordar de manera precoz facilita la posibilidad de tener una vida normal en todos los aspectos, mientras que llegar tarde puede incapacitar la vida social y laboral.

Ante cualquier síntoma de dolor fuerte, que no cesa ni siquiera tomando analgésicos, problemas de fertilidad, alteraciones menstruales de más de 7 días, hemorragias abundantes, etc., acudir a la consulta ginecológica.

¿Es posible la endometriosis sin dolor?

Aunque no es lo habitual, existen casos en los que la endometriosis existe sin ningún tipo de dolor menstrual, es decir, sin dismenorrea.

Es importante tratar el dolor menstrual antes de que se convierta en dolor pélvico crónico. El enfoque debería ser con un equipo interdisciplinar compuesto por ginecología, digestivo, psicología, nutrición, algología (especialistas en dolor), matronas y fisioterapia especializada en suelo pélvico.

Algunos complementos, como Ginevítex, también pueden ayudar a suavizar el dolor menstrual.

Ginecompañía

Las asociaciones son buenos referentes y grupos de apoyo, ya que son las que mejor conocen los problemas más comunes y las distintas opciones para abordarlos.

Estas redes de apoyo son un tesoro enorme para todas nosotras, demostrando una vez más que la Ginecompañía, el intercambio de sabiduría entre mujeres, es el mejor acompañamiento.

Te compartimos algunas de estas redes por si te sirven de ayuda.

Endometriosis y reivindicación

Para visibilizar la endometriosis se utiliza el lazo amarillo, sobre todo durante el mes de marzo, ya que el 14 de marzo es el día mundial de la endometriosis. El objetivo de este día es reivindicar el reconocimiento de esta enfermedad y que se aumente el esfuerzo en su estudio e investigación. ¡En Ginevítex nos sumamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat