En este momento tan delicado, reforzar tus defensas y mantener un equilibrio hormonal, es lo mejor que puedes hacer es  para cuidar tu salud personal y pública como “cuidadanas.”

Proteger nuestro equilibrio inmune y hormonal es necesario, y ahora, se convierte, además, en imprescindible.

Te he contado en muchos artículos que el sistema inmunológico en la mujer está especialmente relacionado con los cambios hormonales. Las hormonas son sustancias químicas que actúan como mensajeras de todo el organismo a través del corriente sanguíneo y rigen el funcionamiento general de una persona.

Por adaptación biológica, nuestras defensas bajan en la segunda etapa del ciclo menstrual.  Esto sucede para que podamos acoger a otra persona, con ADN extraño, dentro de nosotras. Esta es una de las razones de por qué las mujeres tenemos mayor porcentaje de enfermedades autoinmunes.

Si observamos nuestro ciclo menstrual, veremos cómo la mayoría de infecciones de orina, herpes labial, resfriados, brotes de cándidas, etc. se manifiestan en la etapa premenstrual. Quizás también has experimentado que una etapa de estrés adelante o retrase tu regla, produzca más molestias, sangrado, etc.

Si quieres ampliar tu autoconocimiento, puede utilizar una herramienta tan sencilla como poderosa para mejorar tu autocuidado y reforzar tu salud hormonal e inmunológica. El calendario menstrual que te facilitamos es una plantilla con instrucciones de uso como ejemplo para que empieces y la adaptes a tu estilo.

Las 6 claves para reforzar tu sistema inmunitario

1. Reducción del estrés.

    • Mantener la calma en la medida de lo posible, a pesar de lo que ocurra en el exterior. Evitar que la adrenalina y la cortisona se expandan en respuesta a un modo de alerta y de peligro. Si se activan como respuesta fisiológica,  volver a la calma, que debiera ser el estado normal.
    • Evitar que el estrés se cronifique. Si sucede, creamos adicción a las hormonas asociadas, adrenalina y cortisol. El desequilibrio hormonal por estrés provoca oxidación celular y afecta a todas las glándulas endocrinas:
      • Suprarrenales, que regulan la energía y la vitalidad.
      • Ovarios que rigen el ciclo menstrual y la libido.
      • El páncreas, que activa el metabolismo.
      • La tiroides, que coordina ritmos de actividad y descanso.
      • El timo, regula la energía vital y el sistema inmune.
    • Lo importante es tener o crear un referente al que saber volver. Cada una puede tener varios mecanismos que le funcionen y puede descubrir nuevos. El objetivo es tener el control y poder activar el modo alerta y poder  desactivarlo.

TIP: Sonríe, acaricia tu cuerpo. Respira. Cierra los ojos. Siente tu cuerpo, mírate al espejo y di: “Todo está bien, todo va a ir bien, estoy a salvo”. Las emociones y el sistema neuroendocrino cambian directamente. Ayudará a reforzar tus defensas. ¡Pruébalo!

““Aprendamos a darnos amor y gestar con él este nuevo mundo que estamos creando” Ana Vítex

2. Microbiota intestinal.

    • Toma prebióticos (Alimentos ricos en fibra que permiten la vida bacteriana en tu intestino): verduras, crucíferas (ayudan a reducir el exceso de estrógenos), frutas con piel, semillas, etc. La fibra es como la tierra para las plantas, ambas sostienen los microorganismos necesarios para los seres vivos más complejos puedan asimilar los nutrientes. Come mejor ecológico, en la medida de lo posible.
    • Tomar probióticos: Alimentos fermentados como chucrut, kimchi,  ajo negro, kéfir, kombucha, miso, tempeh, aceitunas naturales, etc. Uno de los factores que influye a la hora de reforzar tus defensas, es el equilibrio inmune e incluso comportamiento, es lo que comemos. Somos lo que comemos.

TIP: Guarda los caldos de las verduras o haz uno con las partes que no suelen utilizarse (especialmente si son ecológicas). Toma una o dos tazas al día de caldo templado con una cucharadita de miso no pasteurizado.

 3. Antioxidantes, antisépticos y antibióticos naturales.

    • Fresas, cítricos especialmente el limón mejor con la piel, escaramujo silvestre, hibisco, pimientos crudos, mosto de uva negra, saúco, rúcula, frutas del bosque, granada, jalea real, polen, etc.
    •  Oligoelementos como zinc y cobre, amargo sueco, propóleo, aceite de orégano salvaje, tomillo, ajo, cebolla, jengibre, pimienta negra con cúrcuma, guindilla, caléndula, aceite de coco virgen extra, etc.
    • Hacer vahos, inhalarar vapor de agua con plantas o sóla, inactiva patógenos gracias a su elevada temperatura.

TIP: Limonada templada para toda la familia con limón (zumo y piel) e infusión de jengibre. Puedes añadir agua y xilitol, azúcar de coco o miel… Según vuestros gustos. Aquí tienes más recetas eficaces y deliciosas para aumentar las defensas.

4. Higiene mental y energética.

    • Cuidar los pensamientos, lo que decimos, lo que sentimos.  Es importante conocer cuáles son nuestros puntos críticos y estar atentas para que no nos posean. Es bueno conocernos y saber qué nos funciona para estar en nuestro centro, en paz y equilibrio.
    • Puede sentarnos bien cantar o escuchar mantras, pasear (cuando se puede, #yomequedoencasa), un baño con sal marina, agua de rosas en la cara, encender una vela, quemar hierbas secas (laurel, romero, salvia, lavanda, etc), perfumarte con una esencia reconfortante: lavanda, rosa, jazmín, sándalo, etc. Puede ser meditar, conectar tu útero, respiración consciente, cantar. Podemos limpiar nuestro campo energético y los espacios que nos rodean con sonido (cuenco, OM, mantras, música de alta vibración).

TIP: Puedes elaborar tu propio spray desinfectante natural, casero y personalizado en casa.

5. Ritmos de descanso y ejercicio.

    • Tan importante es el descanso como el ejercicio. Organizarse para descansar y activarse con los ritmos solares. Acostarse y levantarse temprano, incluyendo un ayuno de 12 horas seguidas al día.
    • Ejercicio variado, con estiramiento y de esfuerzo moderado de ½ hora a 1 hora al día.

TIP: Móntate una fiesta en casa, es un rato para ti, tu salud y tu disfrute. Ponte vídeos, música, mueve tu cuerpo y… ¡pon a bailar todas tus células!

 6. Salud Natural para reforzar tus defensas y equilibrio hormonal.

Ya sabéis que amo la planta Vitex A.C., con ella elaboro GINEVITEX. La Vitex A.C. como planta adaptógena, nos protege ante el estrés mental, físico y emocional. Cuida nuestro sensible equilibrio hormonal y refuerza nuestro ánimo.

    • Ayuda a equilibrar el sistema neuroendocrino a partir de su interacción con la hipófisis o pituitaria, glándula madre que regula la producción hormonal.
    • Ayuda a la producción de hormonas de la felicidad
      • La dopamina, te mantendrá motivada y enamorada de la vida.
      • Las endorfinas, te ayudarán a estar más relajada y tomarte las cosas con más calma.
      • La progesterona, te ayudará a estar despierta, conectada con tu intuición y a cuidarte.

 

¡Espero que te sirva de ayuda!

Nos amo,

Ana Vitex