ENVÍO GRATIS: 40€península - 60€ Baleares - 80€ Canarias
óvulos naturales vaginales

ÓVULOS VAGINALES CASEROS

Cuando me pidieron que escribiera este artículo me cautivó la idea de dedicar el mes de febrero al amor propio.

Conocí a Ana Vítex hace unos años, cuando las dos comenzábamos a compartir espacio en mercados ecológicos. Desde entonces hemos construido auténtica Ginecompañia, hemos creado una hermosa amistad y nuestras inquietudes nos han llevado a crear iniciativas diversas enfocadas a la salud sexual de manera integral, además de apoyarnos siempre en lo que cada una va construyendo en su camino.

Muchas mujeres vivimos, o hemos vivido, con una gran herida respecto a nuestro merecimiento, y este camino de aprender a amarse a una misma es pura sanación. 

Celebrarnos como las mujeres que somos, atender a nuestras verdaderas necesidades en nuestro día a día, vincularnos a nuestra sexualidad desde el placer y la libertad, explorar qué es aquello con lo que nos sentimos bien y nos aporta equilibrio.

ÓVULOS VAGINALES CASEROS VS ÓVULOS DE FARMACIA

Esta cápsula de amor propio viene de la mano de la experiencia con el uso de óvulos vaginales. 

En este momento puede que te esté viniendo a la mente la imagen típica de los óvulos de farmacia, tratamientos mayoritariamente sintéticos que suelen ser bastante agresivos para nuestra flora vaginal. 

Normalmente los óvulos de farmacia que he conocido son tratamientos que necesitan de una compensación con otros productos para recuperar el equilibrio en la flora vaginal. Acaban con la infección (en el mejor de los casos) pero también con la diversidad de microorganismos que aportan salud ginecológica, y afectan a nuestro sistema hormonal. 

Cada vez hay más opciones en el mercado que son respetuosas con nuestro cuerpo, pero lo cierto es que hacer óvulos vaginales caseros es muy fácil y mucho más económico. 

Con ingredientes naturales y fórmulas sencillas, podemos tratarnos de diferentes desequilibrios como candidiasis, cistitis, dolores premenstruales y sequedad vaginal, entre otros.

Impregnando todo esto de la sabiduría, la eficacia y la belleza de los aceites y mantecas vegetales, de los aceites esenciales, de la alquimia. 

USANDO LOS ÓVULOS VAGINALES: UN RITUAL DE AUTOAMOR

Usar óvulos vaginales puede ser todo un ritual de autoconocimiento, aceptación y placer, teniendo siempre presente cuál es el propósito.

Cuando me coloco un óvulo en mi vagina, lo hago relajada sobre la cama, tumbada con las piernas en alto, recoloco mi espalda y permito que poco a poco el calor de mi cuerpo vaya deshaciéndolo y se vaya derritiendo dentro de mí.

Puedo sentir cómo los aceites hacen cada uno un efecto en contacto con mi piel, algunos de manera más clara, otros de manera más sutil, y, cuando esto sucede visualizo, repito un mantra, dejo mi mente en blanco o le hablo a mi cuerpo. 

La cuestión es poner conciencia en ampliar la dimensión de este ritual de autocuidado más allá de lo puramente físico.

ÓVULOS DE ACEITE DE COCO PARA LA CÁNDIDA Y ÓVULOS DE CALÉNDULA 

A mi me gusta usar manteca de karité como base para los óvulos porque aguanta mejor el calor y es más nutritiva. Al karité se le puede añadir hasta un 20% de algún otro aceite (para que no pierda consistencia), como el de coco (para candidiasis) o el de caléndula (calmante).

Los aceites esenciales con los que los suelo preparar son de lavanda o de árbol del té, ya que son aceites esenciales bastante polifacéticos y con los que no te arriesgas. 

Con estos dos aceites esenciales solos o combinados, y en proporción 0,5%-1%, tendría que ser válido para probar cómo le sienta a nuestro cuerpo, ya sea porque nos apetece darnos el gusto o porque tenemos picores, sequedad, cándidas o cistitis. (En casos graves es mejor valorar cada caso concreto con un especialista).

Los óvulos vaginales también tienen buen resultado con casos de dolores premenstruales y es una buena manera de poner atención y aceptación en el proceso desde el placer.

LA IMPORTANCIA DE LA CALIDAD DE LOS ACEITES ESENCIALES EN LA ELABORACIÓN DE LOS ÓVULOS CASEROS

Cuando elaboramos nuestros propios óvulos vaginales estamos elaborando un tratamiento de aromaterapia, y esto requiere que tengamos en cuenta algunas cosas básicas sobre ello. 

La Aromaterapia sólo se práctica con aceites esenciales naturales puros. Existen infinidad de creaciones industriales 100% artificiales, que poco o nada tienen que ver con la planta a la que hace referencia su nombre, destinadas a la perfumería y la cosmética, que se venden en muchas ocasiones como aromaterapia y hay que tener muy claro que no lo son. 

Para obtener un buen resultado de un tratamiento de aromaterapia y reducir los posibles riesgos adversos, es fundamental tener en cuenta algunos parámetros básicos de calidad:

  • Elegir aquellos que estén envasados en una botella de vidrio de color oscuro y provistas de gotero.

  • Modo de cultivo: escoger siempre aceites esenciales de variedades silvestres o cultivados en ecológico.
  • Usar solamente aceites esenciales cuyo nombre botánico en latín esté indicado, la subespecie a la que pertenece (si es este el caso), así como la parte de la planta de la que se obtiene.

  • Pureza: puro al 100%, sin dilución ni mezcla con otros. Evitar las "esencias" que se denominan "naturales".

  • Quimiotipo: bio especificidad, la misma planta, al someterse al proceso de destilación, puede producir diferentes características químicas, por lo que sus indicaciones de uso son también diferentes.

  • Proceso de extracción correcto, comprobar que no estén quemados. Esto es algo que se puede ir identificando con la adquisición de conocimientos específicos en aromaterapia y con la práctica. En este caso es muy útil tener aceites esenciales de referencia de los que estemos seguros 100% de su calidad para tener con qué comparar y entrenar también nuestro sentido del olfato.

  • Conocimientos básicos: como que cada aceite esencial tiene su precio y este depende del proceso de extracción utilizado y de la cantidad de kilos de planta que se necesite por kilo de aceite esencial(*); que hay flores en específico de las cuales no puede extraerse aceite esencial y que hay muchos aromas que son artificiales, como por ejemplo la vainilla y el coco.

    (Eucalipto globulus-15kg de planta para 1kg de aceite esencial. Rosa-4000kg de pétalos para 1kg de aceite esencial.)

  • Una "esencia" alimentaria o que sea apta para ingerir no implica que sea ni natural ni pura al 100%.

  • Una "esencia" que cumpla con la farmacopea tampoco implica por necesidad que sea pura al 100%, pues en ocasiones vienen diluidas con algún tipo de alcohol o aceite.

CÓMO SE HACEN LOS ÓVULOS VAGINALES CASEROS

Para prepararlos necesitamos tener un molde, por ejemplo una cubitera para hacer hielos redondos e incluso si la forma es cuadrada para mi es lo más cómodo. En cualquier caso, cuando están hechos y los sacas del molde tienes que manipularlos un poco para darles la forma ovalada. La manteca de karité responde muy bien y se deja moldear.

Una vez hechos, lo mejor es conservarlos en la nevera.

Cada cubito normalmente contiene 6 gramos, así que yo los parto a la mitad y quedan óvulos de 3 gramos, que está bastante bien, pero se pueden hacer más pequeños aún. 

receta óvulos naturales caseros

Receta:

Os comparto las proporciones para 50 gramos, con lo que prácticamente llenamos cualquier cubitera al uso y de la cual nos pueden salir unos 16 óvulos medianos de 3 gramos:

  • Manteca de karité: 40 gramos.
  • Aceite de coco/caléndula (opcional): 10 gramos.
  • Aceite esencial lavanda/árbol del té: 10 gotas (1%, medio mililitro aproximadamente).

Para prepararlos, únicamente hay que colocar un recipiente (preferiblemente cristal o acero inoxidable) al baño maría, a fuego lento, y derretir la manteca junto al aceite vegetal que hemos escogido, si es que vamos a combinar esta base.

Cuando ya se ha derretido lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar un par de minutos antes de añadir los aceites esenciales. Se remueve bien y listo. 

Colocamos la mezcla en los moldes y esperamos a que termine de enfriar antes de meterlo en la nevera.

Para conservarlos de la mejor manera posible, lo más adecuado es que sea en la nevera, ya sea en el mismo envase en el que los hemos hecho o colocándolos en algún tupper o bote de cristal, siempre cerrados para evitar que se contaminen.

óvulos vaginales caseros para candidiasis

MAGIA Y ALQUIMIA

Cuando hace seis años me diagnosticaron una lesión de grado 3 en el cuello del útero, inicié un camino de exploración en un mundo de sanación profundamente femenino. 

Más de una década de relación con la botica natural y la aromaterapia, me ayudaron a poder incluir en mi tratamiento los óvulos vaginales. 

Esto fué todo un descubrimiento que formó parte de mi práctica habitual junto con otros tratamientos en el campo de la salud holística. 

El tratamiento con óvulos vaginales que realicé con aceites esenciales específicos para el tipo de lesión que estaba tratando, ayudó muchísimo a la cicatrización de mis heridas y, más aún, también aprendí que el camino de la sanación no tiene porqué ser siempre doloroso o sufrido.

Usar óvulos vaginales simplemente por el gusto de hacerlo y por cuidado es una manera muy mágica de entrar en contacto con nuestro cuerpo y nuestro ser. Con ellos nutrimos nuestro cuerpo físico, energético y emocional, hacen emerger la sabiduría de tomarnos el tiempo, el que necesitemos.

Espero que con esta pequeña aportación os atreváis a probar y a sentir, que despierte así el empoderamiento en la autogestión de nuestra salud.

Agradezco de corazón el haber sido invitada a escribir este artículo, el hacerlo me ha servido para revisarme en este momento en cómo vivo mi feminidad y mi sexualidad. Poder compartir esta pequeña experiencia me hace sentir más unida con las mujeres en general.

La Naturaleza nos sana porque Naturaleza somos.

Conocernos para amarnos, y amarnos para vivir en plenitud.

Ana Alkimia

Sígueme en Instagram:

Soy Ana Alquimia

Alquimia y Salud