acceder

Si prefieres indica aquí lo que buscas:

SUPERAR LA ADICCIÓN A LAS BENZODIACEPINAS

ÍNDICE DEL CONTENIDO

antidepresivos como superar la adicción a las benzodiacepinas

Tristemente, España sigue siendo líder mundial en el consumo legal de benzodiacepinas, un tipo de ansiolíticos de gran poder adictivo.

Las consumen, en su mayoría, mujeres que acuden al médico para solucionar sus problemas o malestares emocionales.

110 dosis diarias por cada 1.000 habitantes son demasiadas dosis.

Estamos hablando de 1 de cada 10 personas consumiendo benzodiacepinas en España.

Si miras a tu alrededor es muy probable que tu hermana, tu madre o tu suegra las tomen antes de irse a dormir.

Lo que muchas mujeres no saben es que todo puede empeorar al tomar las benzodiacepinas diariamente.

En mi tesis doctoral, que publiqué hace ya más de cinco años ( puedes descargarla gratuitamente en el enlace de abajo), pude hacer un trabajo de campo extenso, entrevistando a médicos que las prescriben y a pacientes que las toman.

A los médicos no les parece algo esperable ni recomendable. Pero con apenas diez minutos para ver a esas mujeres que entran a su consulta llorando o sin pegar ojo y pidiéndoles alguna pastillita para calmar su malestar, no tienen otro recurso del que echar mano.

El problema es que muchas mujeres empiezan tomándolas sólo por unas semanas y acaban enganchadas a las recetas del médico.

Me tocó presenciar, mientras trabajaba como psicólogo en atención primaria de Chile, cómo algunos pacientes llegaban al centro de salud muy alterados debido al síndrome de abstinencia que provocan las Benzos.

¡Los enfermeros tuvieron que pincharles diazepam!

Durante mi investigación, al conocer la historia de vida de estas mujeres asiduas al consumo de benzodiacepinas por muchos años, quedaron de manifiesto las siguientes conclusiones:

Al principio, las mujeres acudieron al médico por estar pasando por una situación estresante en sus vidas. Casi siempre por agobios económicos o por conflictos relacionados con la pareja o con los hijos. Es normal que en este tipo de situaciones nos cueste conciliar el sueño.

Sin embargo, el verdadero problema surge cuando intentamos acallar el síntoma sin resolver la situación que lo originó. Eso es básicamente lo que hacen las benzodiacepinas, sedantes emocionales que te permiten dormir para al día siguiente ir a trabajar o encargarte de la casa y de los niños.

Pero curiosamente dejan de soñar.

superar adicción a las benzodiacepinas ansiedad depresión ginevitex

Es lo que técnicamente se llama la “medicalización femenina del malestar social”.  Y es que actúan como un muro de contención para permitir que estas mujeres sigan siendo “funcionales y productivas” en sus casas y en sus trabajos.

Al tomarlas asiduamente, se dificulta, y mucho, resolver esos conflictos de base, que son los que les quitan el sueño.

En el centro de atención primaria dónde trabajé, me permitieron implementar un proceso de psicoterapia grupal en el que las mujeres con adicción pudieron expresarse y compartir sus malestares.

Para darse cuenta, de que tras ese muro de contención que las separaba, todas compartían historias y conflictos muy similares.

Algunas estaban agobiadas por no poder pagar la hipoteca, otras se sentían solas o no queridas por sus maridos y a otras simplemente se les había juntado la menopausia con el síndrome del nido vacío.

Al final, problemas de la vida cotidiana que no deberían ser medicalizados.

Para tratar el síndrome de abstinencia, utilizamos tinturas de plantas medicinales, que además de no tener efectos secundarios, ayudan a relajar el sistema nervioso y a descansar mejor.

Creo que, si este proyecto piloto se implementara en cada centro de salud, nos ahorraríamos muchos sufrimientos y gasto en medicamentos.

Pero claro, entonces tendríamos más mujeres empoderadas.

Actualmente, sigo ayudando a mujeres que desean terminar su consumo de benzodiacepinas para iniciar un proceso de autoconocimiento y empoderamiento que las lleve a resolver la causa real de sus malestares.

Rodríguez, Víctor. (2017). Una adicción invisible: práctica de prescripción y representaciones sociales del consumo de benzodiacepinas desde el enfoque de género. Tesis Doctoral. Universidad Miguel Hernández.

Ver tesis aquí: https://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=113589

Víctor Rodríguez Sánchez es PhD en Antropología social con perspectiva de género, Master en terapia sistémica, Psicoterapeuta ACT y Licenciado en Psicología clínica por la Universidad Miguel Hernández y la Universidad de Chile. 

IG @victorlucia

Tuvimos la oportunidad de conversar con Víctor sobre este tema tan interesante y sobre cómo superar la adicción a las benzodiacepinas. Puedes ver la entrevista completa aquí.

De esta charla tan interesante extraemos varios puntos interesantes:

  • Las benzodiacepinas, además de generar adicción, tienen un efecto bastante perjudicial, porque afectan a la memoria a largo plazo e impiden la conexión emocional.
  • Las benzodiacepinas son sedantes y nos desconectan de la realidad.
  • Hay que tener en cuenta que la gente que está con un fármaco, una benzodiacepina, no lo va a reconocer como una adicción, porque se lo ha mandado el médico. Es muy raro que una persona lo vea como algo negativo o se vea a sí misma como adicta.
  • En el caso de las benzodiacepinas, cuando se dejan, hay un efecto rebote, que dura un tiempo, en el que la persona, seguramente, va a tener más ansiedad. Una especie de síndrome de abstinencia.

La persona puede tener ataques de ansiedad, insomnio… Por eso es importante poder complementar con algo natural, que pueda ayudar a esa desmedicalización, y entender que es un proceso, que no es muy largo tampoco.

  • En realidad, las mujeres que tienen miedo a dejar los psicofármacos es el mismo miedo que tienen a sus propias emociones.

La lógica del médico es, “te sientes mal, pues te tomas la pastillita y así no te sientes mal”. Entonces la persona no se atreve porque sabe que se va a enfrentar a esas emociones que lleva tiempo queriendo evitar.

  • El problema de todo esto es que se están medicalizando problemáticas que no son biológicas, son sociales.

Por ejemplo, si hay una problemática que tiene que ver con violencia de género, o el estrés de la vida diaria, problemas económicos, los roles de género, en el que la mujer se encarga de la casa, los niños, trabaja y, encima, no duerme en la noche… Esta no debería ser la puerta de entrada de las mujeres a las benzodiacepinas.

Las benzodiacepinas crean una sedación emocional, haciendo que la mujer desconecte de lo que ocurre, pero eso también impide que ponga solución al problema o situación que le ha llevado a tomar las pastillas.

superar la adicción a las benzodiacepinas ginevítex

SUPERAR LA ADICCIÓN A LAS BENZODIACEPINAS

Si un psiquiatra es el que te ha prescrito los fármacos, debería ser él quien te ayude a bajar las dosis. Es importante hacerlo de forma gradual porque si se deja de una vez, el efecto rebote es mayor.

Entonces, la idea sería ir bajando esa medicación y tener un apoyo, que puede ser con plantas, como lo hace Víctor en su consulta.

Dependiendo del tipo de persona, pueden ser plantas como la valeriana, que todos la conocemos, u otro tipo de plantas que son más específicas para el tema de la ansiedad.

Hay que diferenciar, por ejemplo, un problema para dormir, que muchas veces se arregla con una buena higiene de sueño, de un problema de ansiedad, en el que se recomienda que la persona adquiera unas herramientas.

Es paradójico, porque cuando intentamos acallar el malestar, éste se acrecenta. No hay que evitarlo, hay que aceptarlo, vivirlo y procesarlo. Y esto nos va a hacer evolucionar y crecer.

Ginevítex para la ansiedad y depresión

Cada vez más, se sabe de la relación que hay entre el sistema hormonal, inmunitario y el neuronal.

Están muy relacionados estos tres sistemas, y hoy en día con la vida tan artificial que tenemos, con la exposición a la contaminación, todo eso genera disrupciones hormonales, que son la base del sistema emocional de todo.

Todo el sistema emocional está en las hormonas, y cada vez está más demostrado. Entonces este punto es muy importante, además de las herramientas que se puedan usar para tratar la depresión o ansiedad.

El tema hormonal es básico, tanto en la mujer como en el hombre, y este es un tema que en el sistema de salud público no suele considerarse.

Ha habido casos de mujeres diagnosticadas de bipolaridad cuando en realidad tenían un desajuste hormonal.

Por esto es tan importante cuidar y equilibrar nuestro sistema hormonal. Y para ello, creamos Ginevítex, para recuperar el equilibrio hormonal en cuerpo y mente.

Categorias:

Ciclo menstrual

Premenopausia y Menopausia

Bienestar físico y Salud hormonal

Bienestar mental y emocional

Fertilidad y Maternidad

Autoconocimiento y Empoderamiento

Ginevítex

Deja un comentario

×