ENVÍO GRATIS: 40€península - 60€ Baleares - 80€ Canarias
Ginevíex regulador hormonal

ANSIEDAD VACACIONAL EN LA MUJER

La carga de trabajo acumulada puede hacer que nos vengamos abajo justo cuando llegan los días libres.

Con el aumento del teletrabajo durante la pandemia, cada vez más personas tienen más dificultad para separar su vida profesional de la personal. 

Y son muchas a las que les cuesta desconectarse del móvil durante las vacaciones. Esto nos ha llevado a difuminar la línea que separa el trabajo de los momentos familiares o personales, apareciendo la ansiedad.

Parar para descansar sin compromisos es más difícil de lo que parece a primera vista. 

El trabajo, las relaciones personales, las redes sociales… El cerebro se acostumbra a esto y le cuesta parar repentinamente. Necesita un tiempo para adaptarse. La dopamina que segregamos en la interacción, los sonidos, los likes, el tocar y obtener, etc, es adictiva. 

¿Te suena eso de que justo cuando empiezas las vacaciones te pones enferma?

El estado de angustia puede derivar en lo que algunos expertos denominan “enfermedad del ocio” o “estrés vacacional”, que hace que algunas personas enfermen a los pocos días de empezar sus vacaciones.  

Cuando trabajamos sometidos a cierto estrés, tenemos elevada la hormona del cortisol y la adrenalina, las cuales son adictivas. Si paramos nuestra actividad de forma radical, esa adrenalina se descompensa, se desequilibra, y esto afecta a nuestro sistema inmunitario.

Con el estrés, el organismo activa el modo alerta y de supervivencia. Cuando éste baja por fin, el cuerpo puede atender a la regeneración, la desintoxicación, y puede atender a funciones que quedaron apartadas para un mejor momento, cuando remitiera el estado de alerta. 

Ginevítex regulador hormonal

SÍNDROME DE LA MUJER AGOTADA (TIRED ALL THE TIME)

Este síndrome afecta a la mujer en época de vacaciones.

El problema está en la saturación a la que se ha visto sometida la mujer a lo largo de los años. 

Durante las últimas décadas, la figura femenina ha pasado de llevar toda la carga familiar a incorporarse al mundo laboral, sin delegar muchas funciones del hogar en el resto de los miembros, y eso ha provocado que, inevitablemente, derive en una situación de descontrol, tanto emocional como físico.

La causa principal es la obligación de tener un cerebro multitarea para conciliar la vida laboral con la vida familiar. 

La mayoría de las mujeres tenemos tantas cosas de las que ocuparnos, que si queremos que la vida a nuestro alrededor funcione, debemos estar al 100% durante todo el día. 

Necesitamos que nos releven de ciertas responsabilidades, como la compra, los niños, las extraescolares, la colada, la plancha, la cocina, la limpieza, los mil recados diarios, las llamadas a la familia, etc. Porque, en definitiva, de todo eso nos ocupamos nosotras (además de trabajar) y esa parcela familiar corresponde al 50% a nuestras parejas.

¿Es normal sufrir ansiedad cuando cogemos vacaciones?

Al parecer, sí.

Es un tema tabú entre mujeres, pero la llegada de las vacaciones suele ser fuente de estrés y ansiedad. 

Tener que conciliar y hacer malabarismos para que todo cuadre cada día (el cuidado de los niños, las tareas del hogar, el trabajo pendiente o las actividades a realizar durante las vacaciones) provoca un agotamiento físico y emocional que deja a la mujer exhausta. 

Además, a todos estos factores se une el sentimiento de culpa por desear que todo vuelva a la rutina lo antes posible. Cuando llega el verano, muchas mujeres ven cómo sus hijos acaban el colegio y lo único que piensan es en el deseo de que llegue septiembre. 

Ese sentimiento hace que se sientan culpables y malas madres, pero el origen del problema es ese agotamiento que tienen, sin que ni siquiera haya empezado el verano.

Aunque parezca mentira, el trabajo es, en muchas ocasiones, una vía de escape de las preocupaciones y obligaciones del día a día en el entorno familiar, y es cuando abandonamos el entorno laboral cuando nos enfrentamos a lo que no nos estamos ocupando en nuestra vida personal. 

Ginevítex regulador hormonal

CONSEJOS PARA COMBATIR LA ANSIEDAD EN VACACIONES

Desconecta las notificaciones

Hay personas que nunca llegan a desconectar por completo. Vicios como consultar el correo fuera del horario laboral o comprometernos a atender llamadas de nuestros superiores durante nuestro periodo de descanso son algunas de las cosas que pueden hacer saltar las alarmas del estrés y la inquietud patológica.

Reduce las expectativas

Es importante reducir las expectativas de las vacaciones. Si las expectativas son demasiado altas, existe una gran probabilidad de que el resultado no se corresponda con ellas y sean una decepción, y eso es justo lo que no queremos una vez que llega ese momento de desconexión tan esperado.

Sal de las redes sociales

También es útil que hagamos un esfuerzo por desconectarnos de los dispositivos móviles a los que estamos conectadas el resto del año. 

Cambiar las redes sociales o el email por los libros y los paseos por la playa, pueden ayudarnos a crear nuevas rutinas capaces de reducir nuestra ansiedad.

De hecho, un estudio realizado demostró que dejar de lado las redes sociales puede traer mayor tranquilidad a nuestras vacaciones. 

Las universidades de Nueva York y Stanford realizaron un estudio con 2.844 usuarios: la mitad tuvo restringido el uso de Facebook durante 30 días. La otra mitad podía seguir conectándose cuando quisiera. 

Los resultados fueron esclarecedores: en el primer grupo se redujeron la depresión y la ansiedad y aumentó el bienestar general.

Pide ayuda

La fatiga no se trata solo de estar cansada físicamente, también se trata de estar cansada mentalmente y de tu capacidad para lidiar con el estrés.

Los niños necesitan atención, y necesitamos conectar con las relaciones íntimas, lo que más nos agota son las tareas de limpieza, cocina, etc. 

Todos conocemos el dicho “se necesita un pueblo para criar a un niño”, pero ¿cuántas de nosotras pedimos ayuda cuando la necesitamos?

En general, nuestras abuelas y madres criaron a sus hijos junto a su familia, y eso fue gran parte de su éxito como madres.

Algunas de nosotras tendremos familia en la que apoyarnos y otras no, pero sea cual sea tu situación, busca tu tribu o las personas con las que puedas contar para que puedas estar contigo misma y recargar energía.

Suscríbete para recibir información interesante sobre salud femenina y descárgate el recurso gratuito que más te guste.

FUENTES: