ENVÍO GRATIS: 40€península – 60€ Baleares – 80€ Canarias
disruptores endocrinos ginevitex

TÓXICOS HORMONALES EN NUESTRO DÍA A DÍA

Los disruptores endocrinos son sustancias químicas que interfieren en el correcto funcionamiento del sistema endocrino, el cual es responsable de regular los procesos metabólicos y hormonales en todo el cuerpo.

Estas sustancias pueden provenir de una variedad de fuentes, desde productos industriales y pesticidas hasta cosméticos, y tienen un efecto negativo sobre la producción de hormonas, el desarrollo sexual y fetal, y los sistemas reproductivos. 

Aumentan el estrógeno circulante: la principal causa de problemas ginecológicos.

Es importante entender los efectos de los disruptores endocrinos para proteger nuestro bienestar general. En este artículo veremos cómo nos rodean estos tóxicos hormonales en nuestro día a día y qué opciones tenemos para evitarlos.

BOLSITAS DE INFUSIÓN

¿Sabías que la bolsita de tu infusión puede ser tóxica?

Las bolsas de algunas infusiones están hechas de materiales derivados del petróleo. Son materiales sintéticos, que sueltan sustancias tóxicas para nuestro organismo.

¿Cómo puedes evitarlo y disfrutar de tu infusión libre de tóxicos? 

Puedes empezar a usar hierbas a granel, utilizar colador metálico o confirmar que la bolsa sea de un material biodegradable y libre de toxinas.

TICKETS DE LA COMPRA

Es una gran noticia, que desde el pasado 1 de enero de 2020 todos los tickets de compra y envases deben estar libres de bisfenol A.

Los tickets de la compra eran un gran foco de sustancias altamente cancerígenas, ya que contenían un alto nivel de bisfenol A BPA.

El bisfenol A es un potente disruptor endocrino. Los disruptores endocrinos se metabolizan como estrógeno artificial y afectan al ciclo y la salud hormonal.

PROTECTORES SOLARES

La mayoría de los protectores solares son filtros químicos que contienen tóxicos disruptores endocrinos y son absorbidos por nuestra piel. 

¿Te suena eso de que te tienes que poner la crema solar media hora antes de exponerte al sol? Pues ahí estamos absorbiendo todos esos tóxicos. 

Además, estos filtros químicos taponan la salida del sudor, impiden la síntesis de la vitamina D y contaminan el medioambiente. 

Estos son los disruptores endocrinos más comunes en los protectores solares:

– Benzofenona-3, 4, o 5.

– Metoxicinamato de etilhexilo.

– Ciclopentasiloxano.

– Ciclohexasiloxano.

– BHT.

– Butylphenyl methyl propional.

– Ácido salicílico.

– Parabenos.

– Fragancia o perfume (si no se especifica que viene de aceites esenciales naturales).

– Oxibenzonas.

– Homosalato.

¿Qué alternativa hay?

Los protectores solares de filtro físico, que crean una barrera protectora sobre la piel.

También se conocen como “cremas solares minerales”, y es importante que te fijes en que no lleven nanopartículas, ya que algunas marcas las implementaron para hacer estas cremas menos densas, y esas nanopartículas sí que entran en nuestro cuerpo. 

toxicos hormonales en el día a día

PRODUCTOS DE HIGIENE MENSTRUAL

Las compresas, salvaslips y tampones sintéticos contienen las famosas dioxinas, plástico y restos de pesticidas.

De hecho, cuesta saber qué sustancias contienen porque los fabricantes no están obligados a publicar sus componentes.

La ANSES (Agencia Nacional para la Seguridad Alimentaria del Medioambiente y el Trabajo francesa) señaló la presencia de dioxinas en productos para la menstruación desechables. Entre estas sustancias preocupaba especialmente el DEPH, un tipo de ftalato que se asocia a la infertilidad.

El uso de estos tampones y compresas de un solo uso se relacionan con endometriosis, dismenorrea, dolores pélvicos, infertilidad, Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) y el Síndrome de Shock Tóxico.

Además, no son transpirables y favorecen la proliferación de bacterias y hongos vaginales, como la cándida.

Sin olvidarnos de que tampoco son sostenibles ni respetuosos con el planeta. ¡Tardan más de 300 años en degradarse!

¿Qué opciones hay?

Lo ideal es usar productos de higiene que tengan certificado ecológico, que están elaborados a partir de ingredientes 100% naturales y son biodegradables.

Y si están fabricados en España como Ginevítex, además estarás haciendo una compra más ética y ecológica.

Productos que puedes utilizar y combinar con certificado ecológico sin tóxicos para tu menstruación:

  • Desechables y biodegradables:

Compresas.

Tampones.

Protegeslips.

  •  Reutilizables:

Copa menstrual.

Esponja menstrual.

Braga menstrual.

Compresas de tela.

También puedes practicar el sangrado libre o free bleeding y así no usar ningún producto de recogida menstrual.

AGUA EMBOTELLADA

El agua embotellada no es tan sana, todas las muestras de agua embotellada analizadas en España tienen contaminantes hormonales.

Gracias a un estudio realizado por el equipo del Dr. Nicolás Olea, desde el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada, se ha analizado en laboratorio la actividad hormonal de 29 muestras de agua embotellada, comercializada en España como “agua mineral natural” procedente de diferentes manantiales naturales. 

Los resultados indican que todas las muestras de agua tienen acción hormonal. Esta acción es de cuatro tipos: estrogénica, androgénica, antiestrogénica y antiandrogénica.

Las sustancias tóxicas encontradas son: PET o Polietileno tereftalato, alquilfenoles y benzofenonas.

Desde la botella, estos aditivos pueden migrar al agua. Por eso se aconseja no reutilizar las botellas de agua ni dejarlas al sol, ya que el tiempo y la radiación solar son factores que fomentan su liberación en el agua. 

Los efectos adversos que provocan, van desde problemas de pérdida de fertilidad hasta problemas metabólicos, inmunitarios, de neurodesarrollo y cáncer en órganos dependientes de las hormonas, como cáncer de mama, tiroides, testículos o próstata.

Parece que el aumento del consumo de agua embotellada se debe al potente marketing que ha hecho que el agua embotellada se considere “más sana” que la del grifo.

Además, el agua embotellada está estancada y no sabemos desde cuando…

¿Qué opciones son más saludables?

– Comprar agua embotellada en vidrio, por ejemplo en garrafas retornables.

– Rellenar con garrafas de vidrio de fuentes o manantiales.

– Usar filtros para el agua del grifo.

– Reposar el agua del grifo con minerales, geometría sagrada o mensajes positivos, para que el agua vuelva a su información equilibrada original.

– Vitalizar el agua, decantar y activarla. Para oxigenar y reprogramar. 

TUPPERS Y FIAMBRERAS DE PLÁSTICO

Casi todo el mundo tiene tuppers de plástico en casa, entonces, ¿qué podemos hacer con ellos?

– Usarlos lo menos posible.

– Usarlos con alimentos en frío, no en caliente, porque hace que se desprendan las sustancias tóxicas del plástico.

– Cuanto menos usados estén, mejor,  ya que el plástico, con el uso, va desprendiendo cada vez más sustancias. 

– No meterlos en el lavavajillas ni en el microondas, porque a esa alta temperatura hace que liberen más toxinas.

¿Qué alternativas hay?

Los tuppers de cristal, que pueden usarse para todo, incluso para comer.

CÁPSULAS DE CAFÉ

Estas cápsulas se colocan en la cafetera y el agua hirviendo pasa a través de ella para que salga el café.

El plástico ya de por sí es nocivo, pero al exponerlo a altas temperaturas es aún peor. Y para hacer el café con estas cápsulas, el agua hirviendo pasa a través del plástico, haciendo que todas las sustancias tóxicas vayan al café que vamos a tomar.  

Parece que cuando dicen que estas cápsulas son reciclables sean menos malas, pero tanto la fabricación como el reciclado de aluminio y plástico es contaminante para personas y ecosistemas.

¿Cómo podemos solucionarlo?

Además de tomar un regulador hormonal como Ginevítex, lo interesante es que estos disruptores lleguen a nuestro cuerpo lo menos posible.

El café de por sí ya es un alterador hormonal porque excita el sistema nervioso, sube el cortisol y la adrenalina, pero si lo vas a tomar, es mejor hacerlo en la cafetera de toda la vida. Y si puede ser, que sea ecológico y de comercio justo.

Una alternativa sería tomar una mezcla de malta y achicoria, y si quieres, un poco de eco-café, está buenísimo y aporta minerales y depuración del hígado.

tóxicos hormonales ginevítex

POLVO DOMÉSTICO

¿Sabes esas pelusas de polvo que nos encontramos por casa? Estas pelusas vienen del tejido de los textiles, y la mayoría de nuestros textiles son sintéticos que provienen del petróleo, o sea, que son plástico.

Estas pelusas tienen la particularidad de atraer otras sustancias tóxicas, convirtiéndose en bombas de alteradores hormonales.

¿Qué podemos hacer para evitar respirar el polvo?

– Cuando limpiamos en casa, si barremos, lo que hacemos es movilizar todo ese polvo, haciendo que se quede en el aire y lo respiremos. 

Lo ideal será usar la aspiradora para limpiar nuestro suelo, ya que el polvo queda atrapado. Además, es bueno aspirar todo (el sofá, los colchones…). 

– También debemos airear nuestra casa, es la mejor forma para purificar el aire de tóxicos. 

– Por otro lado, para limpiar el polvo de las superficies, lo ideal es hacerlo con un paño húmedo, para que atrape el polvo y no quede por el aire. Si es un paño de algodón mucho mejor, ya que las bayetas también son de material sintético.

– Dejar cubos de agua por la casa también es una forma de atrapar el polvo.

LATAS DE CONSERVAS

¿Te has fijado en la parte blanca del interior de las latas?

Eso es bisfenol A (BPA), una sustancia que ya se está prohibiendo, por ejemplo, en los biberones, pero aún está presente en muchos productos, como en este caso de las latas de conservas.

El bisfenol A es estrogénico, reconocido como tóxico para la reproducción por la Comisión Europea, además de carcinógeno y mutagénico. Un contaminante que ya se ha encontrado en todas las muestras de orina de los niños.

¿Qué podemos hacer?

– Elegir latas que no contengan bisfenol-A. Hay que tener en cuenta que aunque un producto sea ecológico no siempre lo es su envase.

– Optar por alimentos envasados en vidrio, y mejor aún, alimentos de verdad, frescos, a ser posible de producción ecológica, ya que los pesticidas también alteran nuestras hormonas.

En Ginevitex elaboramos la tintura en acero inoxidable, y el envase y la pipeta son de vidrio, que evita la migración de sustancias tóxicas.

VASOS DE PAPEL O CARTÓN

Los ftalatos son disruptores endocrinos que hacen que los vasos de papel o cartón sean impermeables. 

Si usamos estos vasos con un líquido caliente (café o infusión), el calor hace que se desprendan las sustancias tóxicas del interior, y si además le ponemos una bolsita de té, como hemos comentado más arriba, acabamos tomándonos un combinado de alteradores hormonales cuando pensamos que estamos tomando algo saludable.

¿Qué se puede hacer?

– Usar tazas de cerámica o cristal.

– Reducir lo máximo posible el uso de envases alimentarios de este tipo.

¿En qué otros productos podemos encontrar ftalatos?

– Adhesivos.

– Alfombras.

– Bolsas de plástico.

– Botellas y envases de alimentos.

– Cepillos de dientes.

– Cortinas para el baño.

– Cosméticos y productos de cuidado personal.

– Juguetes, chupetes, mordedores.

– Manteles y hules.

– Zapatos.

Pequeñas acciones en nuestro día a día nos ayudan a minimizar la exposición a los tóxicos disruptores endocrinos.

Únete a la Comunidad de Mujeres Ginevítex y consigue un 10% de descuento en tu primera compra.