ENVÍO GRATIS: 40€ Península – 60€ Baleares – 80€ Canarias

ovular no solo sirve para ser madre ginevítex

OVULAR NO SOLO SIRVE PARA SER MADRE

Esta fue una de las ponencias de las “1as Jornadas de Salud Femenina desde el Placer”, patrocinadas y organizadas por Ginevitex en 2019.

Amo a esta gran mujer.

Lo que he aprendido con Mila Torró ha supuesto un gran impulso en mi vida. Por ello, te regalo un trocito de su saber, una práctica que puedes hacer tuya, para tu día a día y que te ayudará a estar más vital, sana y plena.

La ovulación es el momento más significativo del ciclo menstrual, aunque no se vea como la menstruación. La sangre es lo más evidente y por ello ha cobrado mayor protagonismo y significado. La menstruación representa el fin y el inicio de un proceso, cuyo fin fisiológico y energético es la ovulación en sí.

La energía que destinamos las mujeres a la ovulación es enorme. Es el resultado de nuestra energía sexual, creadora y vital. A través de esta capacidad concentrada en los ovarios podemos retroalimentarnos nosotras y a nuestros proyectos o creaturas, como me gusta llamarlos.

Los óvulos son nuestros frutos, nuestras semillas, nuestras criaturas de amor, entregadas al mundo. El óvulo es la célula más grande del ser humano, es parte de nosotras y a la vez tiene identidad propia. 

Mila Torró Sanchís es la creadora de Círculo Afrodita, una mujer dedicada a mostrarnos la sabiduría y empoderamiento femenino y compartirla con amor, profundidad e integridad.

Su labor es ayudarte a descubrir y reconciliarte con tu propio cuerpo, órganos, ciclo, energías y facetas femeninas. De este modo, es más fácil que consigas integrar y sanar así los efectos nocivos de esta desconexión contigo misma, recuperando los dones y los talentos que posees de forma natural, por ser mujer. Parte de su anhelo es recuperar el uso de las plantas medicinales mediterráneas, como la Artemisa, la Salvia o la Vítex (planta con la que elaboramos Ginevítex).

Mila acompaña a las mujeres en círculos, talleres, retiros, sesiones presenciales y online. Conoce rituales, imparte talleres de acompañamiento con huevo yoni, ofrece guía de sexualidad sagrada, es terapeuta menstrual. Profesional activista, formada en el Tao de la Medicina Tradicional China. Mujer intuitiva, sabia, valiente y honesta.

Cada vez que evoco las Jornadas, no puedo más que agradecer, una vez más y con todo mi amor, a todas las compañeras que las hicieron posibles. Gracias Mila por colaborar en ellas de un modo tan entregado y desinteresado.

¡NOS AMO!

– Ana Vítex –

Escucha la ponencia completa de Mila Torró aquí:

ser-madre-ovular-ginevitex|

ME DIAGNOSTICARON SÍNDROME DE OVARIO POLIQUÍSTICO (SOP)

Voy a contaros un poquito sobre los ovarios. Mi primera experiencia en mi cuerpo, en mi feminidad, fue un quiste en un ovario. Tenía veintitantos años, no me enteraba mucho de nada, llegué con mucha desinformación y fue como un jarro de agua fría. Tenía, de repente, un habitante en mi cuerpo.

Me diagnosticaron SOP, nunca he tenido dolor, pero siempre sale ese diagnóstico en estos casos, lo tengas o no. 

Dentro de mí chocaba, porque las mujeres que tienen SOP sufren dolor, y a mí me colgaron una etiqueta pero yo no sentía nada extraño en mi cuerpo.

Con los años descubrí, en una operación en la que en principio, para quitar el quiste, se iba todo el ovario fuera, pero al salir del quirófano me dijeron que lo habían podido salvar, solo quitaron medio, y eso me alegró un montón. 

Fue una sensación de pérdida, aunque yo no estaba conectada con mi cuerpo, ni con la conciencia del ciclo menstrual, ni de amarme y amar mis órganos. Era una sensación de pérdida pero no lo acababa de entender. 

Con los años, en un grupo de terapia, con un trabajo de respiración, rompí. Había un vacío en mí, una sensación de estar hueca, de no ser válida, y aquello fue un punto de inflexión. 

Esa fue mi primera conexión con la feminidad, con mi cuerpo. Luego llegó la maternidad, la búsqueda de un hijo, y eso me ha hecho estar hoy aquí. Todo mi camino viene de buscar mi propia búsqueda personal. 

CONECTAR CON NOSOTRAS MISMAS ES UNA NECESIDAD

Os voy a compartir desde la experiencia, desde lo que veo en las mujeres, creo que es una necesidad común el volver a conectar con nosotras mismas.

Como cuenta Mónica Felipe en su conferencia, esa desconexión con el útero de la que habla, que estamos como diseccionadas de la mente, pues para mí lo estamos de muchas zonas de nuestro cuerpo (suelo pélvico, corazón, las mamas…).

Te voy a invitar a que cierres los ojos un momento y sientas toda la zona del cuenco pélvico, la zona del útero, de los ovarios… Y crea ahí una imagen, una sensación. ¿Cómo es ese mapa interno? ¿Cómo se representa el útero y sus ovarios? ¿Cómo lo percibes y lo sientes?

Cuando estés lista puedes ir abriendo los ojos. Me gustaría que reflexiones sobre cómo has visto ese interior, ¿es una imagen plana o es tridimensional? ¿Cómo has percibido ese útero?

ginevítex equilibrio hormonal ovulación dismenorrea

¿CÓMO SABER SI ESTÁS OVULANDO?

Sentir un pinchazo

Nuestros ovarios se pueden sentir en la ovulación. Hay quien dice que los ovarios no duelen, pero sí que llegamos a sentir ciertos pinchazos y ciertas molestias, sobre todo cuando ovulamos. 

Esto sucede porque, a nivel fisiológico, el folículo se abre para dejar paso al ovocito y ahí dentro hay un líquido que, al abrirse, se inflama el ovario. 

Esta es una forma de detectar nuestra ovulación, es un pequeño pinchacito, sucede como una pequeña inflamación y por eso sentimos que estamos ovulando. 

Suele durar un tiempo mínimo de unas 2 o 3 horas y luego el cuerpo lo reabsorbe y desaparece. 

El flujo vaginal

Un cambio físico muy evidente a la hora de ovular es nuestro flujo vaginal. Cuando estamos ovulando el cuerpo está más abierto, está listo para engendrar, a nivel naturaleza.

Todos los meses nuestro cuerpo se prepara para procrear, esa es la naturaleza, entonces el flujo vaginal es mucho más abundante, tiene una textura como si fuera clara de huevo y es super elástico. También cambia el olor del flujo, suele ser un olor más dulce, menos ácido. 

Este es un cambio físico muy evidente que podemos ver solo con ir al baño.

Pero hay que entrar un poquito más adentro, hay que explorarse por dentro y ver realmente la cantidad de moco que hay. Además, el cuello del útero sube.

Hay que mirarse, hay que palparse, hay que observarse.

La temperatura basal

Otro método sería a través de la temperatura del cuerpo. 

Cuando se da la ovulación y aparece la progesterona, la hormona que marca el final de la ovulación, la temperatura del cuerpo puede subir casi hasta 1 grado.

Esto es un pico que se nota, cuando te estás tomando la temperatura basal todos los días, ves que de repente sube. 

Entonces, si unes esos signos físicos (el moco cervical, el pinchacito que has podido sentir, la temperatura, si te has palpado para comprobar la altura del cuello del útero) no falla nada. 

El cuerpo te está dando varias señales, que al unirlas puedes ver el día en el que has ovulado.

CONOCER TU OVULACIÓN ES IMPORTANTE

Durante mucho tiempo, las mujeres que estamos más conectadas con nuestro ciclo menstrual, le hemos dado mucha importancia a nuestra menstruación y a nuestra sangre. Hemos honrado nuestra sangre, pero la ovulación sigue siendo la gran olvidada. 

Hemos olvidado que forma parte de nuestro ciclo menstrual y es un punto muy importante para nuestro bienestar. 

Tener una ovulación sana, saber que ovulas y cómo ovulas, te puede dar mucha información sobre cómo estás. 

La alimentación, los patrones de sueño, los patrones emocionales, incluso las memorias transgeneracionales que llevamos, nos pueden dar un tipo de ovulación o de otra, dependiendo de las etapas de estrés que estemos pasando también. 

En nuestra vida podemos vernos en un tipo de ovulación o de otra. 

Hemos aprendido que se ovula del día 14 al 16 del ciclo, pero esto no es real, cada una somos un mundo y tenemos una duración de ciclo, y además, esto va cambiando (depende de cómo comas, cómo duermas, etapas de estrés, cambios familiares, de hogar, de trabajo… ).

Todo esto hace que el cuerpo tenga más energía para ovular o que tenga menos, dependiendo de los nutrientes y del oxígeno.

Es muy importante que empecemos a empoderarnos del cuerpo y saber realmente cuándo ovulamos.

Hoy en día lo veo en la gente más adolescente, con las aplicaciones de móvil, que hacen un cálculo matemático de tu ovulación. Y cuidado con esto si no quieres tener hijos, porque te puedes ver ovulando en un día 8 de tu ciclo o en un día 20…

Normalmente, la ovulación suele marcar la mitad del ciclo, que no tiene por qué ser un día 14, y digo, normalmente, porque incluso esto puede fallar. 

ovulación síntoma de salud ginevítex

LA OVULACIÓN A NIVEL EMOCIONAL

A nivel emocional, si trabajamos los arquetipos, sería el arquetipo de la madre. 

Normalmente, aunque esto tampoco es de manual, podemos vernos con mayor plenitud, con sensación de que se nos ensancha el corazón, el alma, con mucha energía en la zona del pecho (los ovarios están muy unidos con la energía del pecho), y podemos vernos cuidando mucho nuestra casa, cocinamos con alimentos más nutritivos, sentimos mucha empatía por los demás…

El pico hormonal del estrógeno nos trae mucha plenitud, mucha apertura, más energía, nuestro cuerpo incluso se pone más redondito, más llamativo, a nivel instintivo todas las feromonas empiezan a salir y atraes porque el cuerpo quiere procrear.

LA OVULACIÓN A NIVEL ENERGÉTICO

A nivel energético, el ovario tiene una función muy importante, que es la creatividad. El útero sería como la cuna que acoge tus creaciones, tus proyectos. 

El ovario tiene todas las semillas creativas, tiene un poder creativo inmenso, nacemos ya con ese potencial creativo, y cada mes van despertando esas semillas. 

Si el óvulo no ha sido gestado, que era su intención inicial, ahí hay una carga creativa que hay que aprovecharla, que está en el cuerpo. 

No sé si os ha pasado que alguna vez en el premenstrual os habéis visto obcecadas en algo (pintar una puerta, ordenar un armario…). Esa es la carga energética que el cuerpo tiene dentro y que necesita salir, y por nuestro bienestar hay que dejarla salir. 

Dependiendo de cómo sea la ovulación se va a generar más o menos progesterona, y esta hormona nos da bienestar a nivel emocional, ayuda en los huesos, en el pelo, en la piel, en la tiroides. Necesitamos esa hormona. 

Como ha dicho Mila en su ponencia, “tener una ovulación sana, saber que ovulas y cómo ovulas, te puede dar mucha información sobre cómo estás”

Si tienes algún problema o duda con tu ovulación o tu ciclo menstrual, puedes contactar  con nuestra Atención Personalizada Gratuita.

Te ayudaremos encantadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *